¿LA RINOPLASTÍA ES FUNCIONAL O ESTÉTICA?

La rinoplastía funcional es un procedimiento que remodela la estructura completa de la nariz, tanto el tabique como los huesos nasales y sus cartílagos externos, para así lograr una adecuada funcionalidad. Se diferencia de una rinoplastia estética porque no se preocupa solo de la forma, y es diferente a una septoplastía, pues los cambios no son solo en el tabique interno, es un procedimiento integral.

 

 

Se estima que un 13% de las cirugías que buscan modificar el tabique fracasan por no prestar atención a otras estructuras de la nariz, provocando importantes complicaciones al respirar. Por ejemplo, si una nariz esta chueca en su parte superior, no sacamos nada modificando el tabique, porque va a quedar igual. Lo ideal ahí sería liberar el cartílago, cortarlo y ponerle injertos, eso va a permitir que el paciente tenga más espacio en su nariz. En este caso la operación no sería una septoplastía solamente, sino que sería una rinoplastía funcional.

 

 

La rinoplastía funcional busca dar una solución a la obstrucción nasal sin dejar de lado la parte estética, haciendo que los pacientes se sientan seguros, recuperen su calidad de vida y puedan respirar mejor.

 

 

Quienes se benefician de una rinoplastía funcional son aquellas personas que tienen una severa desviación de los huesos nasales, ya que, si solo se realizan una septoplastía, quedarán con un problema funcional en el esqueleto externo de su nariz. También está recomendada para quienes tienen una desviación del tabique en una zona cercana al dorso, pues si solo se corrige esta parte, pueden sufrir un colapso del dorso con alteraciones estéticas.

Dr Luis Omar Domínguez Palomera

De los pocos médicos especialistas en Cirugía Oncológica de Cabeza y cuello en la República Mexicana. Especialista en Otorrinolaringología y único médico en el continente americano con experiencia en TOUSS: Técnica para el tratamiento del cáncer de laringe o faringe (VÍA NO INVASIVA).

 

Otorrinolaringólogo y cirujano oncólogo de cabeza y cuello en Guadalajara y Zapopan, Jalisco, México.