¿POR QUÉ SE FORMAN TUMORES EN LAS GLÁNDULAS SALIVALES?

Aunque un cáncer es poco frecuente, si hay dolor o poca movilidad en el rostro, se debe consultar a un especialista.


Frente a las orejas y bajo las mejillas encontramos las glándulas salivales, responsables de la producción de saliva necesaria para poder digerir los alimentos. Existen dos tipos:

  • Glándulas salivales mayores: parótida, submandibulares y sublinguales.
  • Glándulas salivales menores: glándulas pequeñas que se distribuyen en toda la mucosa aéreodigestiva.


El cáncer de glándulas salivales es una enfermedad poco frecuente, ya que representa sólo el 6% de todos los cánceres de cabeza y cuello. En la mayoría de los casos no se acompaña de dolor, por lo que podemos identificar esta enfermedad porque produce un aumento de volumen en la zona, y en algunos casos más graves, pérdida en la movilidad de la cara.


Cuando una persona presenta algunos de los síntomas, la forma de corroborar que se trata de cáncer en las glándulas salivales es con un examen físico que permita estudiar las características del tumor. “Lo óptimo es realizar una ecografía, que se puede complementar con un escáner o una resonancia nuclear magnética. Incluso, cuando hay alta sospecha de la enfermedad, se puede solicitar una punción con aguja fina y así obtener material para un estudio citológico. Con esto es posible adelantarse y saber qué tipo de tumor es, si es benigno o maligno, para planificar el tratamiento”

Dr Luis Omar Domínguez Palomera

De los pocos médicos especialistas en Cirugía Oncológica de Cabeza y cuello en la República Mexicana. Especialista en Otorrinolaringología y único médico en el continente americano con experiencia en TOUSS: Técnica para el tratamiento del cáncer de laringe o faringe (VÍA NO INVASIVA).


Otorrinolaringólogo y cirujano oncólogo de cabeza y cuello en Guadalajara y Zapopan, Jalisco, México.