¿ZUMBIDO DE OÍDOS?

El zumbido en los oídos puede tener causas que no se deben a una enfermedad subyacente. Por ejemplo, la exposición a sonidos altos, la hiperextensión cervical, demasiada cera en el oído o efectos secundarios de medicamentos.


Muchas personas experimentan un zumbido ocasional (o rugido, silbido, murmullo o tintineo) en sus oídos. El sonido suele durar solo unos pocos minutos. El zumbido en los oídos que no mejora o desaparece se llama tinnitus . Usted puede oír un sonido, como un timbre o un rugido, que no procede de su entorno (nadie más puede oírlo). Es posible que el sonido vaya al compás de los latidos cardíacos o de la respiración, que sea constante o aparezca y desaparezca. El tinnitus es más común en personas mayores de 40 años. Los hombres tienen problemas de tinnitus con más frecuencia que las mujeres.


Existen dos tipos principales de tinnitus:

  • El tinnitus pulsátil (como latidos del corazón) es a menudo causado por sonidos creados por los movimientos de los músculos cerca de la oreja, por cambios en el canal auditivo o por problemas del flujo de la sangre (vasculares) en la cara o el cuello. Es posible que escuche sonidos como su propio pulso o las contracciones de los músculos.
  • El tinnitus no pulsátil es causado por problemas en los nervios que tienen que ver con la audición. Usted podría escuchar sonidos en uno o ambos oídos. Algunas veces este tipo de tinnitus se describe como que procede de dentro de la cabeza.


La causa más común del tinnitus es la pérdida de la audición que se produce con el envejecimiento ( presbiacusia ), pero también puede ser causada por vivir o trabajar cerca de donde hay ruidos fuertes (trauma acústico ). El tinnitus puede ocurrir con todos los tipos de pérdida de la audición y podría ser un síntoma de casi cualquier trastorno auditivo. Otras posibles causas de tinnitus incluyen:

  • Acumulación de cerumen .
  • Medicamentos , especialmente los antibióticos o grandes cantidades de aspirina.
  • Beber una cantidad excesiva de alcohol o de bebidas con cafeína.
  • Infecciones del oído o ruptura del tímpano .
  • Problemas dentales u otros problemas que afecten la boca, como problemas temporomandibulares (TM) .
  • Lesiones, como latigazo cervical o un golpe directo al oído o la cabeza.
  • Lesiones del oído interno después de una cirugía o de una terapia de radiación en la cabeza o el cuello.
  • Un cambio rápido en la presión ambiental (barotrauma).
  • Fuerte pérdida de peso debido a desnutrición o una dieta excesiva.
  • Ejercicio repetido con el cuello en una posición hiperextendida, como cuando anda en bicicleta.
  • Problemas de flujo de sangre (vasculares), como aterosclerosis carotídea , anomalías arteriovenosas (AV, por sus siglas en inglés) y presión arterial alta (hipertensión).
  • Problemas de los nervios (enfermedades neurológicas), como esclerosis múltiple o migrañas.

Dr Luis Omar Domínguez Palomera

De los pocos médicos especialistas en Cirugía Oncológica de Cabeza y cuello en la República Mexicana. Especialista en Otorrinolaringología y único médico en el continente americano con experiencia en TOUSS: Técnica para el tratamiento del cáncer de laringe o faringe (VÍA NO INVASIVA).


Otorrinolaringología y cirugía oncológica de cabeza y cuello en Guadalajara y Zapopan, Jalisco, México.