¿ES MALO RESPIRAR POR LA BOCA?

Otorrinolaringólogo en Zapopan - Dr Luis Omar Domínguez Palomera

La respiración es un mecanismo fundamental para la vida, pero no hacerlo en forma adecuada a través de la nariz, puede tener consecuencias negativas para tu salud. La respiración consta de dos etapas: la inspiración y la espiración. Si estás en situación de reposo, la entrada del aire y la salida del aire se realiza por vía nasal, es decir, por la nariz. Sin embargo, ante cualquier dificultad que puedan presentarse en el recorrido de la vía aérea superior, el organismo se ve obligado a realizar esta función por vía oral, respirar por la boca. Quienes realizan esta acción son los respiradores bucales.

 

La respiración bucal, tiene múltiples causas dice Constanza Pacheco. “Desde un cuadro alérgico, infeccioso – inflamatorio, una malformación en el recorrido de la vía aérea superior como la desviación de tabique, hipertrofia de cornete puede desencadenar una descompensación respiratoria. También puede ser una razón la hipotonicidad muscular del paladar, lengua, labio u otro, o la alteración de la mordida.

 

Son varias las consecuencias de respirar por la boca. “Se producen cambios anátomo-fisiológicos donde destacan cambios cráneofaciales, dentales, posturales, aumento de inflamaciones respiratorias, alteraciones del sueño, alteraciones del lenguaje-habla y repercusiones en el desempeño escolar/laboral”, señala la fonoaudióloga.

 

Por lo mismo, la cantidad de meses o años que la persona lleve respirando por la boca es clave. “Mientras mayor sea el tiempo, mayor serán las compensaciones esperadas».

 

Estas modificaciones provocan también dolor de espalda y cuello, disminución del sentido del gusto y el olfato, boca seca (labios secos y heridos), ronquido y rápido cansancio en la práctica de actividad física. Incluso, cuando hay cambios a nivel dental, la masticación es ineficiente y la deglución atípica. Hasta la voz puede volverse hipernasal o hiponasal.

 

Ante la complejidad de estas consecuencias, es necesario que en la solución participen médicos otorrinos, odontólogos, fonoaudiólogos y kinesiólogos.

Dr Luis Omar Domínguez Palomera

Otorrinolaringólogo y cirujano oncólogo de cabeza y cuello en Guadalajara y Zapopan, Jalisco, México.